Skip to content

“… eres amado y deseado por mí…”

enero 12, 2010

“Conózcate a Ti, Conocedor mío, conózcate a ti como soy por ti conocido.  Fuerza de mi alma, entra en ella y ajústala a ti, para que la tengas y poseas sin mancha ni defecto.  Ésta es mi esperanza, por eso hablo; y en esta esperanza me gozo cuando rectamente  me gozo…

Y ciertamente, Señor, a cuyos ojos está siempre desnudo el abismo de la conciencia humana, ¿qué podría haber oculto en mí, aunque yo no te lo quisiera confesar?  Lo que haría sería esconderte a ti de mí, no a mí de ti.  Pero ahora, que mi gemido es un testimonio de que tengo desagrado de mí, tú brillas y me llenas de contengo, y eres amado y deseado por mí, hasta el punto de llegar a avergonzarme y desecharme a mí mismo y de elegirte sólo a ti, de manera que en adelante no podré ya complacerme sino es en ti, ni podré serte grato si no es por ti.  Comoquiera, pues, que yo sea, Señor, manifiesto estoy ante ti…”

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: