Skip to content

““El que se ama a sí mismo no puede amar a Dios…”

agosto 6, 2009

DSC01688

El que se ama a sí mismo no puede amar a Dios; en cambio, el que , movido por la superior excelencia de las riquezas del amor a Dios, deja de amarse a sí mismo ama a Dios.  Y como consecuencia ya no busca nunca su propia gloria, sino más bien la gloria de Dios.  El que se ama a sí mismo busca su propia gloria, pero el que ama a Dios desea la gloria de su Hacedor.

En efecto, es propio del alma que siente el amor a Dios buscar siempre y en todas sus obras la gloria de Dios y deleitarse en su propia sumisión a Él, ya que la gloria conviene a la magnificencia de Dios; al hombre en cambio, le conviene la humildad, la cual nos hace entrar a formar parte de la familia de Dios.  Si de tal modo obramos, poniendo nuestra alegría en la gloria del Señor, no nos cansaremos de repetir, a ejemplo de Juan Bautista:  Es preciso que Él crezca y que yo disminuya.

Anuncios
One Comment leave one →
  1. JESÚS ROBLES RIVAS permalink
    diciembre 14, 2009 1:18 am

    entonces¿como amar al prójimo como a si mismo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: