Skip to content

“Tú sacias el alma de una manera en cierto modo insaciable…”

abril 27, 2009

 

paisaje-010

 

¡Oh Divinidad eterna, que por la unión con tu divina naturaleza, hiciste de tan gran precio la sangre de tu Hijo unigénito!  ¡Tú, Señor, eres como un mar profundo, en el que cuanto más busco más encuentro, y cuanto más encuentro más te busco.  Tú sacias el alma de una manera en cierto modo insaciable, ya que siempre queda con hambre y apetito, deseando con avidez que tu luz nos haga ver la luz, que eres tú misma$

.

 Gusté y vi con la luz de mi inteligencia, ilustrada con tu luz, tu profundidad insondable, oh Dios eterno, y la belleza de tus creaturas: por esto, introduciéndome en ti, vi que era imagen tuya, y esto por un don que tú me has hecho, Padre eterno, don que procede de tu poder y de tu sabiduría que es atribuida por apropiación a tu Unigénito.  Y tú me has dado la capacidad de amar…

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: