Skip to content

“… con el corazón más animoso que nunca.” (La Fuente V)

marzo 30, 2009

 

Pasadas algunas horas, la cervatilla, entre el sueño y la vigilia, oyó el aullido de un lobo.  No reparó en ello y trató de volver al sueño pero se oyó de nuevo el aullido, ahora más cerca, y no pudo evitar estremecerse ante la presencia inevitable del animal.  Quiso huir pero reinaba una completa oscuridad y el frío era intenso, así que tratando de guardar la calma, esperó a ver qué pasaba.

bosqueDe pronto dos ojos, casi como centellas, la llenaron de pavor y con miedo pánico se replegó sobre la roca.  Una voz tenebrosa vino a colmar el terror que sentía:  “¿Qué haces tú aquí?  ¿sabes que podría en un instante acabar con tu miserable vida, sin que tengas tiempo de pensar en alguna salida?”  La fiera se acercaba a la cervatilla y ésta temblaba sin poder siquiera hablar, ni casi respirar.  Tomando valor, iba a responder al lobo, cuando un fuerte rayo disipó momentáneamente la oscuridad y al mismo tiempo partía por la mitad un gran árbol que estaba cerca de ambos animales.  La cervatilla asustada, sin perder la oportunidad, salió corriendo por entre el bosque, aprovechando la confusión del momento.  Al instante corrió el lobo tras ella y cuando casi le daba alcance, la cervatilla encontró un zarzal y se arrojó entre sus espinosas ramas.  Al ver el lobo a la cervatilla enredada en el zarzal y viendo imposible recuperar la presa, dio la vuelta furioso y desanduvo el camino.  La cervatilla no se movió; allí permaneció hasta casi despuntar el alba.

Tomando nuevos alientos y fuerzas la cervatilla se fue poco a poco saliendo del zarzal sin poder evitar ser herida por las punzantes espinas de la planta.

Amanecía.  Parecía que todo había sido una pesadilla.  Estaba herida pero no quiso desistir en su búsqueda.  Retomó el camino cuesta arriba, con el pensamiento puesto en su querida Fuente y con el corazón más animoso que nunca.  Encontró el árbol derribado por el rayo y agradeció silenciosamente la oportuna ayuda que le brindó en tan terrible trance.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: